NEWSLETTER

El ritmo de la jornada escolar moderna es variable, el trabajo en todo el grupo de la clase alterna con el aprendizaje solo o en grupos pequeños, mientras que también hay fases de relajación. El espacio debe ser capaz de adaptarse a corto plazo, por ejemplo, desde un gran círculo de sillas hasta un aprendizaje centrado en el profesor o un trabajo silencioso.

 Con el mobiliario para aulas colaborativas se pueden adaptar rápidamente las aulas para satisfacer estos requisitos cambiantes. Los estudiantes y el profesor pueden configurar el espacio ellos mismos sin tener que pedir ayuda del exterior. El aula gana nuevas perspectivas - y por lo tanto muchas oportunidades adicionales de enseñanza.

Destacados